Inicio » LOS RETOS 2030 POR Y DESPUÉS DE COVID
Iniciativa pública y Medio ambiente

LOS RETOS 2030 POR Y DESPUÉS DE COVID

Redacción ANCOP

Después de la covid 19, los países del mundo se enfrentan a un escenario cada vez más retador. Se debe aspirar a vivir en localidades ideales, donde se construyan puentes de ideas que sirvan de inspiración para todos. Si bien es una ruta global, cada región debe ejecutar planes que conduzcan al desarrollo, de acuerdo a su vocación y necesidades específicas.

Así lo señala en un artículo en El País, Alejandro Baizabal, y agrega que “uno de los mayores desafíos en la implementación de los Objetivos de la Agenda 2030, ha sido pasar de la comprensión y la contextualización teórica, a la ejecución de estrategias concretas y perdurables”.

Y cómo no. Si revisamos los compromisos que asumieron los miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la Agenda 2030, no es difícil notar qué es lo que falta. Esta agenda busca responder a retos fundamentales para la humanidad del 2022. Covid detuvo la cuenta atrás en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de esa agenda y ha acendrado los temas más sensibles en el mundo a los que busca responder.

Por ejemplo, lo que se denomina la recuperación verde de la covid, es uno de los retos que significan una multitud de acciones, pero con diseños estratégicos por parte de los países del mundo. Tanto la covid-19, como el ébola, VIH, SARS, MERS forman parte de una tendencia. Las zoonosis, enfermedades humanas de origen animal, son resultado de la destrucción creciente de los ecosistemas naturales, el tráfico ilícito de animales salvajes y la ganadería industrial mal gestionada. Al aumentar el contacto entre especies, se incrementan las probabilidades de que un patógeno acabe pasando entre una y otra.

El segundo reto es el calentamiento global, ese que dicen algunos que no existe (los mismos que dicen que la Tierra es plana, vamos, o que Luis Miguel es un clon), sin embargo, seguimos rumbo a un aumento catastrófico de más de 3°C este siglo, pero se considera que hay posibilidad de que los gobiernos y el sector privado den un golpe de timón al crear estímulos económicos con el clima en mente. Esto se considera podría reducir en hasta un 25% las emisiones previstas para 2030, evitando los peores efectos del calentamiento global. Se debía empezar ayer, para que se entienda.

Y después de la covid, el tercer punto es la resistencia a los fármacos ya se está considerando como la siguiente gran pandemia. Se debe al uso de antibióticos de amplio espectro a escala mundial con la finalidad de prevenir coinfecciones bacterianas, aunque estas solo sucedan en una pequeña parte de los casos. La resistencia a fármacos ya causa 700 mil muertes al año y, antes de la covid-19, la Organización Mundial de la Salud (OMS) preveía que alcanzase los 10 millones en 2050.

El siguiente punto es la ayuda humanitaria. Para 2021, 235 millones de personas requirieron apoyo para sobrevivir, como consecuencia de la covid. Y las donaciones de los países se han quedado cortas, como suele ocurrir. La gran pregunta hoy es ¿Cuál será la respuesta de los países donantes, absorbidos por las crisis sanitaria y económica e impactados por la guerra y la disminución de materias primas dentro de sus propias fronteras?

El aspecto más sensible es que derivado de la pandemia, se dio el primer aumento de la pobreza global en décadas, con unos 270 millones de afectados a fines de 2021 por la inseguridad alimentaria aguda, un 82% más que antes de la crisis sanitaria. Entre otras cuestiones, también se prevé que muertes por otras enfermedades se disparen hasta en un 100% debido a las cancelaciones de servicios durante la pandemia, de acuerdo con datos de la ONU.

La pobreza se encona con mujeres y niñas: en algunos países, el confinamiento ha conllevado aumentos de hasta el 30% en los casos de violencia por parte de los hombres.

Por ello, esas 71 acciones dentro de la agenda 2030 se deben ver más allá de una lista de buenas intenciones; “todo lo que hagamos (debe reparar) los daños ocasionados a nuestro entorno, y apunte a construir sociedades sanas, pacíficas, prósperas y sostenibles”, concluye Baizabal en su artículo.

¿Te gustó nuestra nota? ¡Contáctanos y deja tu comentario! AQUÍ

Conoce nuestra red ANCOP Network AQUÍ