Inicio » Zona Arqueológica Maya. Kohunlich – Cohoon Ridge
Fernando Castro La columna del día

Zona Arqueológica Maya. Kohunlich – Cohoon Ridge

Fernando Castro Borges

Entrar a esta esta zona arqueológica enclavada en la selva maya, es recorrer el pasado de esta civilización; la cual, según los estudiosos, se fue construyendo durante varios siglos y por ende, atravesó varios periodos arqueológicos

En Kohunlich se puede conocer y disfrutar su entorno, el cual nos ofrece una abundante y variada flora, una extensa variedad de árboles, se respira tranquilidad, armonizando con los alegres cantos de las miles de aves que viajan de copa a copa, dueñas de una vista panorámica del entorno; también es asombroso reconocer, en su hábitat natural al principal huésped, el mono aullador; el cual hace sentir su asombrosa presencia con su chillido.

Esta visita nos ofrece una experiencia única mostrando lo impresionante de este enorme sitio, en el cual encontraras diversas construcciones que fueron utilizadas ya sea para ceremonias o de uso habitacional. De igual manera; durante el recorrido se manifiestan los avances hidráulicos con los que se contaba, los cuales fueron perfeccionando a lo largo del tiempo, con sus canales de agua y cisternas.

De acuerdo al INAH; al no conocer el nombre original de este imponente lugar; se dio a conocer con el nombre de Kohunlich; el cual proviene del inglés cohoon ridge (lomerío de corozos); debido a la abundante presencia de palmas de corozo que vio en su primer recorrido por la zona, en 1912, el arqueólogo norteamericano Raymond Merwin.

Este asentamiento maya se ha determinado que era un punto estratégico para el comercio; servía de enlace entre las ciudades de la hoy conocida Península de Yucatán y el resto de ciudades mayas de Centroamérica.

Se garantiza que será un paseo único. En la parte más alta que ofrece Kohunlich, te robará la atención cinco rostros gigantes; con mirada que escrutan a los paseantes; además de acompañar al Astro Rey en cada atardecer su recorrido por el Inframundo.

Estos rostros conocidos como los mascarones monumentales de Kohunlich; los cuales han sido registrados como elementos ornamentales muy comunes en la arquitectura maya, de una altura aproximado de dos metros, cada uno; tallados en estuco (cal y arena), destacan en la entrada del templo más importante de esta sorprendente zona arqueológica, la cual fue levantada a lo alto de una colina repleta de árboles y corozos.

Kohunlich es una parada obligada en tu recorrido por las zonas arqueológicas mayas. En este asentamiento, la selva con su vegetación y fauna; la arquitectura, la astronomía; sus adelantos tecnológicos y la cultura confluyen en un ambiente donde se encuentra en total armonía con su cosmovisión. No solo es un paseo, es una experiencia en donde todos tus sentidos se verán recompensados en un ambiente único.

¿Te gustó nuestra nota? ¡Contáctanos y deja tu comentario! AQUÍ

Conoce nuestra red ANCOP Network AQUÍ

Etiquetas