Inicio » Una Mirada a la “Anuptafobia”: Temor a quedarse sin pareja
La columna del día Mayra Núñez

Una Mirada a la “Anuptafobia”: Temor a quedarse sin pareja

Por Norma Luna

De tus vacíos aprende: Al miedo no lo mires, no lo sigas y no lo escuches, (N. Luna)

Los expertos en Psiquiatría la consideran una fobia y radica en un miedo a la soltería. No importa el género, ni preferencia sexual. Suele manifestarse entre los 24 años hasta avanzada edad. Socialmente es difícil de percibir, hasta que los temores salen de control. Los pensamientos tienen la determinación de obtener una pareja, o no perderla si la tiene. Se caracteriza por un devenir de creencias absolutas familiares, culturales y/o religiosas. Para anclar su determinación, elabora mentalmente, un auto contrato invisible “del tengo que, tener pareja”.

Expertos en conducta, describen que el miedo que se experimenta es desproporcionado. No caben las sugerencias de otras personas, la escucha se cierra, hay una indiferencia automática ante comentarios de los demás. Las sensaciones de ver pasar el tiempo y no tener pareja los arroja a un terror de soltería humillante. Viven un estrés constante, escalando cambios en su actividad mental y orgánica. Todos en un momento dado por naturaleza queremos una pareja y si esta no llega se vive un duelo aceptado.

En el caso de la Anuptafobia la persona no tiene la capacidad de explicar su terror desbordante. Sucumbe a trastornos de ansiedad, los cuales pueden convertirse en un proceso de estrés crónico, escalando cambios dañinos al organismo y la actividad mental.

Por lo tanto, altera el plano fisiológico, cognitivo y conductual. En el fisiológico el estrés se activa, expertos en Neurobiología, de la Revista Scielo de Chile con el tema Neurobiología del estrés (2010), describe que pasa por 3 fases, la primera es la fase de alerta. El hipotálamo ayuda a estimular la adrenalina, para potenciar energía en caso de una urgencia de una serie de respuestas del organismo, como aumento de la frecuencia cardiaca, una vasodilatación y/o aumento de la vigilancia. La segunda fase es la fase defensa (o resistencia) se activa solamente si el estrés se mantiene. Las suprarrenales secretan cortisol e influyen en el nivel de glucosa sanguínea para nutrir los músculos, el corazón, el cerebro. Es decir, almacena, para que el cuerpo aguante. La tercera fase, es agotamiento, se hace presente, si la situación persiste, le acompaña una alteración hormonal crónica (con consecuencias orgánicas y psiquiátricas), el organismo se desborda. Poco a poco las hormonas secretadas son menos eficaces y comienzan a acumularse en la circulación: el organismo está invadido de hormonas que tendrán un impacto negativo sobre la salud.

Hans Selye (1907-1982) decía que el Estrés «es la respuesta no específica del organismo a toda demanda que se le haga», parece un sencillo concepto. Sin embargo, para muchos comprenderlo es complejo.

La Anuptafobia, al entrar a esta fase de estrés, obliga al plano cognitivo a construir pensamientos negativos, como el no poder enfrentar la vida sin una pareja, no toleran a las personas divorciadas, la subestiman y las ven como una mala influencia para la sociedad, las consideran permanentemente fracasadas. Por otro lado, en los divorcios de matrimonios, después de un duelo de 6 meses, se puede observar quienes tienen el trastorno, están en la búsqueda incesante de una nueva pareja o hacen estrategias de auto sometimiento y aparentes celos para estar cerca de su expareja. El trastorno fóbico se presenta de forma constante y permanente. Lo abraza un aire desadaptativo, es decir, no identifica los factores de riesgos que lo pueden colocar en peligro, adquiriendo una conducta verbalmente repetitiva, se resiste a una separación o a vivir sin pareja, tiene frecuentes estados de depresión.

Reflexión. Buda: Cuando Tu mente se perturbe, solo tienes que dejarla estar. Dale un poco de tiempo. No seas impaciente. Sé paciente. Encontrará el equilibrio por sí misma. No tienes que hacer ningún esfuerzo para calmarla. Todo pasará si no te aferras.

PS Norma Luna

.

Referencia

Gratacós, Marcel. (10 de julio de 2016). Anuptafobia: síntomas, causas y tratamientos. Lifeder. Recuperado de https://www.lifeder.com/anuptafobia

¿Te gustó nuestra nota? ¡Contáctanos y deja tu comentario! AQUÍ

Conoce nuestra red ANCOP Network AQUÍ

Etiquetas