Inicio » Campo magnético de la Tierra sigue modificándose 
Actualidad Cambio climático

Campo magnético de la Tierra sigue modificándose 

Redacción José Manuel Rueda ANCOP

Nacimos, vivimos y morimos en ella. Todo lo que conocemos está en ella. Y damos por descontado que ni la atmósfera del viento solar, ni la superficie de la radiación de los rayos cósmicos nos afecten. Eso sucede en nuestra Tierra gracias al campo magnético que es el escudo natural que protege la atmósfera. 

Ahora, una investigación divulgada en Nature, nos arroja información para comprender la relación entre el núcleo sólido de la Tierra y su campo magnético: «El núcleo interno es tremendamente importante», aseveró John Tarduno, profesor de Geofísica en el Departamento de Ciencias Ambientales y de la Tierra y decano de investigación de Artes, Ciencias e Ingeniería en la Universidad de Rochester.  

Los investigadores determinaron varias fechas clave en la historia del núcleo interno, incluida una estimación más precisa de su edad. De acuerdo con la publicación de Nature se encuentran datos sobre la historia y la evolución futura de la Tierra y cómo se convirtió en un planeta habitable, así como la evolución de otros planetas del sistema solar. 

«Justo antes de que el núcleo interno comenzara a crecer, el campo magnético estaba a punto de colapsar, pero tan pronto como el núcleo interno comenzó a crecer, el campo se regeneró», aseveró Tarduno.  

La descripción de los científicos resulta avasalladora: el núcleo de la Tierra cuenta con varias capas, pero el núcleo interno empezó a crecer apenas hace unos 550 millones de años y luego, dentro de éste, que sería un núcleo más interno, y una capa externa del que se describe como el primer núcleo interno, se habrían desarrollado hace 450 millones de años.  

Cuando uno está sobre la superficie de la Tierra, lo que ocurre prácticamente durante toda la vida, a unos dos mil 897 kilómetros abajo, una masa de hierro líquido gira en el núcleo exterior (ese de hace 450 millones de años) y es responsable de generar el campo magnético protector de nuestro planeta.  

Pero un día hace unos 565 millones de años, el campo magnético vio disminuida su fuerza en diez por ciento respecto de la actual. Sin saber la razón, el campo recuperó su fuerza justo antes de la explosión cámbrica de vida multicelular en la Tierra. 

Este rejuvenecimiento ocurrió en unas pocas decenas de millones de años, lo que definitivamente es rápido en escalas de tiempo geológicas, y coincidió con la formación del núcleo interno sólido de la Tierra, lo que sugiere que el núcleo es probablemente una causa directa. 

Esto importa porque puede conocerse las formas en que otros planetas podrían formar escudos magnéticos y sustentar las condiciones necesarias para albergar vida. Se cree por ejemplo que Marte una vez tuvo un campo magnético, pero el campo se disipó, dejando al planeta vulnerable al viento solar y la superficie sin océano. En este sentido, Tarduno apunta que, si no hubiera existido la regeneración del campo magnético, «el planeta sería mucho más seco y muy diferente al planeta actual». 

La investigación en Nature puede consultarse en https://www.nature.com/articles/s41467-022-31677-7  

¿Te gustó nuestra nota? ¡Contáctanos y deja tu comentario! AQUÍ

Conoce nuestra red ANCOP Network AQUÍ

Día Nacional de la Demartitis Atópica

Calendario

diciembre 2022
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Video de día

ONU y el derecho al medio ambiente sano

Infografía del día

Todas las categorías