Inicio » Inaudita reducción del hielo marino en la Antártida
Actualidad Cambio climático

Inaudita reducción del hielo marino en la Antártida

No solo es el Ártico el que se está derritiendo a marchas forzadas. La Antártida, que hasta ahora parecía eludir con mayor fortuna este fenómeno, está también menguando de forma nunca vista, aunque no está claro que dicha tendencia siga en el futuro. En febrero de 2022, el hielo marino de la Antártida alcanzó la extensión más baja observada hasta ahora en los registros de los satélites, que comenzaron en 1979. Por primera vez, la superficie helada del mar bajó de los dos millones de kilómetros cuadrados.

En concreto, el hielo marino en las aguas del polo sur alcanzó su punto más bajo el 25 de febrero de este año, con 1,92 millones de kilómetros cuadrados. Esta cifra supone 190.000 kilómetros cuadrados por debajo del mínimo histórico anterior, alcanzado el 3 de marzo de 2017. En comparación con el mínimo promedio, al hielo marino de este año le falta un área de aproximadamente el doble del tamaño de California.

El mapa de arriba muestra la extensión total del hielo en la Antártida el día de su mínimo histórico. Esta extensión se refiere al área total en que la concentración de hielo es de al menos el 15 por ciento. El contorno amarillo muestra la extensión promedio del hielo marino en febrero de 1981 a 2010.

La temporada de deshielo de 2021-2022 comenzó antes de lo habitual, después de que el hielo alcanzara su máxima extensión estacional el 1 de septiembre de 2021, y luego disminuyó rápidamente durante la primavera y el verano australes.

Según Walt Meier, investigador del hielo marino en el National Snow and Ice Data Center, los vientos fueron la razón principal de las condiciones de hielo bajo este año. Explicó que los vientos alrededor del continente eran «mucho más fuertes de lo normal», lo que rápidamente empujó el hielo hacia el norte, hacia aguas más cálidas, donde se derritió. Una excepción fue en el mar de Weddell, donde los vientos empujaron el borde del hielo hacia el sur.

Ahora, pasado un tiempo después de que el hielo marino alcanzara su mínimo anual, Meier dijo que la tasa de crecimiento parece ser la normal. Incluso la ola de calor que hizo que la temperatura del aire de la Antártida se disparara en la tercera semana de marzo no parece haber frenado el crecimiento. «Realmente son las temperaturas del océano las que cuentan», dijo Meier en un comunicado, «y una breve ola de calor no afectará demasiado las cosas en ese sentido».

Queda por ver cuánto hielo volverá a crecer este año. Si bien es común que el hielo marino antártico se derrita casi por completo hasta la costa durante el verano austral, el hielo crece sin restricciones durante el otoño y el invierno. Después de meses de crecimiento (de febrero a septiembre), el nuevo hielo marino generalmente se extiende por un área del océano de aproximadamente el doble del tamaño de los Estados Unidos continentales.

¿Te gustó nuestra nota? ¡Contáctanos y deja tu comentario! AQUÍ

Conoce nuestra red ANCOP Network AQUÍ

Mujeres de la Revolución que nos dieron Patria

Calendario

noviembre 2022
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Video de día

ONU y el derecho al medio ambiente sano

Infografía del día

Todas las categorías