Actualidad

¡El derecho a reparar se convierte en ley en la Unión Europea! 

El Parlamento Europeo y el Consejo de la Unión Europea han alcanzado un acuerdo provisional sobre la nueva directiva sobre el «derecho a reparar». Esta ley tiene como objetivo fomentar la reparación de productos electrónicos y electrodomésticos, en lugar de su eliminación, para favorecer el ahorro, reducir la dependencia de materias primas y beneficiar al medioambiente. 

«Con este acuerdo, Europa opta claramente por la reparación en lugar de la eliminación», señaló la secretaria de Estado belga de Presupuesto y Protección del Consumidor, Alexia Bertrand. «Daremos una nueva vida a nuestros productos». 

La nueva ley entrará en vigor una vez que sea aprobada formalmente por el Consejo y la Eurocámara. Entre sus principales medidas se encuentran: 

  • Obligación para los fabricantes de facilitar la reparación de sus productos: Los consumidores podrán solicitar a los fabricantes que reparen productos que sean técnicamente reparables, como lavadoras, aspiradoras o teléfonos móviles. 
  • Precios razonables y plazos de reparación justos: Los fabricantes estarán obligados a realizar las reparaciones en un plazo razonable y a un precio razonable. 
  • Ampliación de la garantía: Si el consumidor opta por la reparación del bien, el plazo de responsabilidad del vendedor se ampliará en 12 meses. 
  • Información clara para los consumidores: Se crea un formulario europeo de información que los reparadores pueden ofrecer a los consumidores de forma gratuita, con información clara sobre condiciones de reparación, tiempo de finalización de sus trabajos, precios o productos de sustitución. 
  • Plataforma online para facilitar el contacto entre consumidores y reparadores: Se crea una plataforma europea en línea para facilitar el contacto entre consumidores y reparadores. 
  • Acceso a repuestos y piezas: Los fabricantes estarán obligados a proporcionar información sobre los repuestos en su sitio web, ponerlos a disposición de todas las partes del sector de la reparación a un precio razonable y prohibir prácticas que impidan el uso de repuestos de segunda mano o impresos en 3D. 

Se espera que la nueva directiva tenga un impacto positivo en el medioambiente, la economía y los consumidores. Se reducirá la cantidad de residuos electrónicos, se crearán nuevos empleos en el sector de la reparación y los consumidores podrán ahorrar dinero al reparar sus productos en lugar de comprar nuevos.

¿Te gustó nuestra nota? ¡Contáctanos y deja tu comentario! AQUÍ

Conoce nuestra red ANCOP Network AQUÍ