Actualidad Energías Renovables

Inversiones en combustibles fósiles superan a las de energías renovables 

Inversiones en combustibles fósiles superan a las de energías renovables

La Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena) revela un desequilibrio alarmante en su último informe: mientras los subsidios a los combustibles fósiles alcanzan 1,3 billones de dólares en 2022, las inversiones en energías renovables apenas superaron medio billón en 2023. 

Este contraste refleja una tendencia preocupante: los gobiernos continúan respaldando las fuentes de energía que contribuyen al cambio climático, a pesar de los compromisos internacionales para reducir las emisiones de carbono. 

Estados Unidos alcanza un récord histórico en la producción de petróleo en 2023, mientras que los miembros del G20 destinan un total de 1,4 billones de dólares en subsidios, inversiones y créditos a los combustibles fósiles. 

Aunque la Cumbre Mundial del Clima de Dubái (CoP28) estableció metas ambiciosas para alejarse de los combustibles fósiles y aumentar la capacidad de energía renovable, el ritmo actual de inversión y adopción de tecnologías limpias no es suficiente para evitar un aumento catastrófico de la temperatura global. 

El informe de Irena destaca el crecimiento récord en la instalación de capacidad renovable en 2023, con una inversión de 570.000 millones de dólares. Sin embargo, para cumplir con los objetivos establecidos en la CoP28, se necesitan esfuerzos concertados para mejorar infraestructuras, políticas y capacidades laborales, respaldados por una mayor financiación y cooperación internacional. 

La capacidad de energía renovable debe triplicarse para 2030, lo que requerirá una inversión anual de 1,55 billones de dólares en promedio entre 2024 y 2030. Para lograrlo, es fundamental superar las barreras sistémicas y estructurales que obstaculizan la transición energética. 

Si no se toman medidas urgentes, el objetivo de alcanzar los 11 teravatios de potencia renovable para 2030 seguirá siendo inalcanzable. Los países del G20, en particular, deben aumentar significativamente su capacidad renovable para cumplir con los compromisos globales de reducción de emisiones. 

En resumen, es imperativo un cambio sistémico que aleje a la sociedad de los combustibles fósiles y acelere la transición hacia un futuro más sostenible y resiliente. 

¿Te gustó nuestra nota? ¡Contáctanos y deja tu comentario! AQUÍ

Conoce nuestra red ANCOP Network AQUÍ

Etiquetascombustibles