Actualidad Energías Renovables

China y su imparable impulso en energías verdes en 2023 

China continúa marcando el ritmo en la carrera hacia la energía renovable, superando sus propias metas de manera notable y consolidándose como líder global en este sector. El país asiático está en camino de duplicar su capacidad y generar 1,200 gigavatios de energía a través de fuentes eólicas y solares para 2025, superando su objetivo para 2030, cinco años antes de lo previsto, según el último informe de Global Energy Monitor. 

Dominio solar: brillando con intensidad 

Hasta el primer trimestre de este año, la capacidad solar a escala de servicios públicos en China alcanzó los 228 gigavatios, superando la capacidad combinada del resto del mundo. Este crecimiento se concentra en las provincias del norte y noroeste del país, como Shanxi, Xinjiang y Hebei. Además, se han identificado proyectos en construcción que podrían agregar otros 379 gigavatios de capacidad, triplicando la capacidad prospectiva de Estados Unidos y casi duplicando la de Europa. 

Viento a favor: China transforma su capacidad eólica 

El viento sopla a favor de China en capacidad eólica, con una expansión significativa. Su capacidad combinada en tierra y en el mar ahora supera los 310 gigavatios, duplicando el nivel de 2017 y equivalente a la suma de las capacidades de los siguientes siete países. Con nuevos proyectos en Inner Mongolia, Xinjiang, Gansu y áreas costeras, se espera que China agregue otros 371 gigavatios antes de 2025, aumentando la flota eólica global en casi la mitad. 

Desafíos en el horizonte verde de china 

A pesar de estos avances, China enfrenta desafíos en su transición energética. Olas de calor récord y sequías han afectado estaciones hidroeléctricas, generando crisis energéticas. Problemas en la red eléctrica y la dificultad de transferir energía entre regiones también agregan incertidumbre. 

En medio de estos desafíos, la reciente inauguración de la planta híbrida solar-hidroeléctrica Kela en el Tíbet, destaca los esfuerzos chinos por diversificar su matriz energética y superar obstáculos geográficos. Este proyecto, parte de una iniciativa más amplia en la cuenca del río Yalong, tiene una capacidad inicial de 20 gigavatios y se espera que alcance unos 50 gigavatios para 2030. 

China avanza hacia un futuro energético sostenible 

Con el carbón aún como fuente dominante, se necesitan innovaciones audaces en almacenamiento de energía y tecnologías verdes para garantizar un futuro energético seguro. Dado el rápido desarrollo en las energías renovables, China se encuentra evidenciando un papel fundamental en la transformación global hacia un sistema de energía más limpio y sostenible.